Sobre

MAÓ ACOGE LA GRAN FIESTA DEL TEATRO

El Cercle Artistic brindó un homenaje a la revista "Primer Acto"
El Teatre Principal fue escenario el sábado por la noche de la entrega del Premi Born, acto que contó con la presencia de numerosas personalidades de la vida política, cultural y social de Menorca.

Concha Alcántara. Maó

El Teatre Principal acogió el sábado por la noche la entrega de la XXXI edición del Premi Born de teatro, dotado con 18.000 euros y la edición de la obra ganadora, que este año ha conseguido el escritor Carlos Be (Vilanova i la Geltrú, 1974) con su obra "Origami".
Por primera vez, debido al cierre temporal del Teatre des Born de Ciutadella, pendiente de la ejecución de un proyecto de remodelación, la ceremonia se trasladó de una extremo a otro de la Isla. "Quiero dar las gracias al Teatre Principal por habernos recibido y habernos hecho sentir como en casa", señaló la presidenta del Cercle Artístic, Esperança Pons, que subrayó el reconocimiento que el certamen tiene dentro y fuera de la Isla. "Se lo ha ganado a pulso", afirmó.
La ceremonia, precedida por la representación de la obra de Harold Pinter "Vells Temps", estuvo presentada por Laura Cubas y la periodista Cristina Bugallo. Comenzó con un reconocimiento a la labor de la revista teatral "Primer Acto", que nació en 1957 y que ya va por los 300 números. "La revista es un espacio para elevarse, para el crecimiento y para cuestionar los límites de lo que la escena española daba antes y da ahora", dijo Itziar Pascual, miembro del jurado. Su redactor jefe, Pepe Henríquez, señaló que su complicidad con el premio se debe a la vocación de la publicación, que persigue acompañar el trabajo y el arte de lo que se hace sobre el escenario. "Sólo hago mi trabajo, pero muchas gracias por este reconocimiento", añadió.
El jurado del premio, formado por Itziar Pascual, Jordi Boixaderas, Joan F. López y Màrius Serra, contó con la colaboración de Isabel Díaz y Joan Arrom, que realizaron la preselección. De las cuatro obras finalistas, se decantaron por "Origami", de Carlos Be, un texto en catalán. Los motivos que señaló la portavoz del jurado, Antonia Bueno Mingallón fueron "su capacidad de enganchar al lector, su arquitectura espléndida, su aportación al teatro actual, el acercamiento al planteamiento de las grandes obras clásicas y sus ideas nuevas".
El escritor, al que los nervios pudieron en un breve momento, ha sido finalista del premio en dos ocasiones y lo dedicó a toda la gente que le ha apoyado. Además, destacó que la escritura "es una vocación para mí, aunque no me considero la persona más adecuada para hablar de la obra. Dejaré que hable la propia obra", añadió.
El Premi Born sigue una trayectoria de crecimiento que este año se ha materializado en la presentación de 112 obras, un 20 por ciento más que el año pasado, de todo el territorio nacional y de lugares tan dispares como Argentina, Israel o EEUU.
Unas 400 personas acudieron al acto, entre las que se encontraba la presidenta del Consell, Joana Barceló; el conseller de Educación y Cultura, Manel Martí; y el conseller de Trabajo del Govern, Cristóbal Huguet, y los tenientes de alcalde de Maó y Ciutadella, Gari Petrus y Avel·lí Casasnovas, respectivamente (que actuaron en representación de los alcaldes de ambas ciudades, que se encuentran de viaje), entre otras personalidades de la vida política, social y cultural de la Isla.

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios