Sobre

Words are vitamins

No érase una vez, sino es.
Entonces volvamos a empezar.
Es una vez una anfitriona que te acoge con los brazos abiertos y una clara sonrisa que despunta entrelíneas. Me hace sentir como en casa, la verdad. Responde al nombre de Sylvia y cualquier visitante que quiera asomarse a Words are vitamins tendrá la oportunidad de comprobarlo.

Esta tarde he recibido otra muestra de la vitalidad de Sylvia a través de sus palabras. Es un regalo insospechado: el fragmento traducido de una canción de Ani DiFranco titulada ORIGAMI:

Sé que los hombres son delicadas
criaturas origami
que necesitan a las mujeres para desplegarlos
abrazarlos cuando lloran
pero estoy cansada de ser tu salvadora
y estoy cansada de contarte por qué...

Sylvia sabe, como sólo las grandes anfitrionas saben, moverse grácilmente tanto dentro como fuera del hogar, y nos facilita la dirección con la letra completa en versión original de ORIGAMI, así como el videoclip del tema. Y como no hay dos sin tres, que sepáis que el próximo 19 de octubre Ani DiFranco visitará Barcelona.



No érase, sino es. En esta diferencia reside la diferencia entre la ficción y la vida.
No érase, sino es Words are vitamins.
Muchas gracias, Sylvia.

¿Quieres compartirlo?

1 Comentarios