«Pictoribus atque poetis omnia licent»

A los pintores y a los poetas todo les está permitido.

Este dicho, me cuenta Rui, se le adjudica a Camilo Borghese (1550-1621), pero se sospecha que lo tomara de algún clásico como podría ser Marco Tulio Cicerón (106-43). No sería de extrañar, tratándose de la iglesia.



Rui Barros, además de una persona con una cultura exquisita, es artista y entre las muchas disciplinas que domina se incluye la pintura. La semana pasada me llegó una de sus obras. Malherida, pero llegó. Como una superviviente. Al arte no hay quien lo pare, y esto no lo dijo ningún Papa. Esto lo demuestra el tiempo.

Desde aquí, querido amigo, muchos ánimos. Espero verte pronto.

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios