Sabía que existía la mirada más triste del mundo...

... pero no esperaba que fuese la tuya.

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios