Los ocultados

Para ocultarse no es necesario dar con un lugar apartado de la vista. Basta con permanecer en un lugar en el cual la gente, al pasar, tenga la oportunidad de decir que miraban hacia otro lado.

Fotografía: Cajero automático cerca de la plaza Lesseps de Barcelona © Carlos Be

¿Quieres compartirlo?

1 Comentarios