Pisadas de Kafka en mi ventana

Esta mañana he descubierto pisadas frente a la ventana. Pisadas que trazaban siniestros círculos de locura sobre la nieve.

Lucie B. ha acudido a mi llamada y le he mostrado las pisadas. Con una media sonrisa, Lucie me dice que no me preocupe.

–Esta noche se han acercado kafkas a tu ventana.

–¿Kafkas? –repito, sobresaltado.

Lucie asiente y me explica que kafka, en Bohemia, es corneja en español. Respiro alividado y le doy las gracias. Lucie se marcha rápidamente.

Vuelvo a estar solo y sigo apoyado contra la puerta de entrada. Llevo más de media hora apoyado contra la puerta y no puedo dejar de pensar en que aún no he logrado averiguar lo que significaba la otra mitad de su sonrisa, esa media mueca balanceándose en el vacío como una comisura ahorcada.

¿Quieres compartirlo?

2 Comentarios