«Contra viento y marea, la esperanza»

Seamos un tanto pretenciosos en nuestras definiciones: el drama es un viaje del ser a la nada (la tragedia) o de la nada al ser (la comedia, la risa); un viaje, también, de ida y vuelta (una ficción entendida como Brecht las entendía), pero a veces sin vuelta, cuando esta actividad se abandona a sí misma como praxis y se deja caer en una mortal agonía (tal que hicieron Beckett y, en seguida, Thomas Bernhard). Una emigración, en fin, a cierta ignota tierra prometida a la que nunca llegamos, pero mediante la cual tratamos de guardar -contra viento y marea-, la esperanza.

«Emigrar. El teatro como viaje», Alfonso Sastre
(Cuadernos Escénicos de San Francisco, n. 1/2008)

ACHICORIAS vuelve...Ilustración © Jan Pisarik

¿Quieres compartirlo?

1 Comentarios