Arrebatos diminutos, II

Si puedo sincerarme con vosotros... Acabo de ver una película de acción de hace un tiempo, de la década de los 70. Estaba doblada al español, pero en algunos pasajes los actores, de repente, recuperaban sus voces originales, intercambiaban rápidas réplicas en inglés y en un visto y no visto volvían las voces españolas. La película había sido censurada, pensé. Y después llegó la salva de las armas.

¿Por qué censuran las palabras y no los disparos?

¿Quieres compartirlo?

1 Comentarios