Barack Obama y Carlos Be en Praga

El tranvía 22 se detiene frente a Královský letohrádek para ceder el paso a la comitiva estadounidense. La visita de Barack Obama ha alterado la cotidianidad de Praga. Los helicópteros sobrevuelan la capital y de repente todos nos sentimos vigilados.


Královský letohrádek (Praga)

Por suerte, llego a tiempo a la representación en español de DON JUAN (VERSIÓN 8.0) de David Llorente, un trabajo entrañable actuado por estudiantes checos del Gymnázium Budějovick, el primer instituto checoespañol de la República Checa. A continuación, TODO de Rafael Spregelburg. Tras la función, aún fascinado por la calidad de los actores argentinos de la compañía El Patrón Vásquez, me pregunto si los héroes no arden también. Con este funesto pensamiento regreso a casa. Ya ha anochecido. De repente, fuegos artificiales sobre Karlův Most.


Karlův Most (Praga)

Mañana domingo a las 15 h se ha convocado una manifestación de protesta por la instalación de un radar estadounidense en territorio checo. Esta gestión la inició George Bush tiempo atrás, también en la capital centroamericana, perdón, centroeuropea. Aquel encuentro contó con la presencia, creo que inesperada, de José María Aznar, por aquel entonces presidente de España. En esta ocasión, José Luis Rodríguez Zapatero toma el relevo de las negociaciones y acude al Castillo más conocido de la literatura universal.

También mañana, Divadlo Letí realiza la lectura dramatizada en checo, o bosquejo de montaje –según me han informado hoy– de ACHICORIAS: ČEKANKY. Será en Divadlo v Celetné a las 20 h. Confieso que tengo muchas ganas de ver a mis primeros actores checos esgrimiendo los roles que con tanto cariño defendieron Ester Aira y Fran Arráez en España. El elenco bohemio lo constituyen Martyna Sl'úková, Klára Štěpánková y Josef Wiesner, bajo la dirección de Martina Schlegelová.

Ya os contaré. Deseadnos suerte.

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios