«Las noches más frescas del teatro»

Música chill out y agua de valencia son los mejores ingredientes para esta fiesta, con sabor agridulce, escrita por Carlos Be y dirigida por Adolfo Simón en el hall de la Sala Tis de Madrid, llamada STEAK TARTARE. Explica Simón que se trata de una «aventura escénica» que aborda cuestiones a menudo difíciles de tratar, y asegura el director que el público recibe las confidencias y secretos de estos personajes desde un punto de vista humano, apartando la tragedia. «Se ha elegido también un espacio poco convencional porque significa creatividad, y ése es uno de nuestros objetivos. Puede significar mucho para que el discurso consiga que el público no tenga que ir de puntillas al baño», señala Simón, quien afirma que este escenario es el quinto actor de la obra y que ha buscado la integración del público: durante la función se puede salir a fumar un cigarro, servirse una copa o dejar el móvil encendido: «Si uno suena en el espectáculo, estará condenado al manos libre, para que esa llamada o mensaje se comparta con los demás», concluye. Sigue leyendo en La Razón.

Adelaida Marín
La Razón, 10 de julio de 2009

¿Quieres compartirlo?

1 Comentarios