Diario ficticio (5/9)

Praga, 28 de octubre de 2009

Ayer martes acudí a Divadlo v Dlouhé, donde Helena Dvořáková interpreta a Doña Mencía de Acuña en El médico de su honra de Pedro Calderón de la Barca; Lékař své cti, según la traducción de Vladimír Mikeš. Además de la actuación de Helena, con quien tengo el honor de contar para el rol de Dora en Origami, destacaría la del actor que da vida a Don Gutierre, su marido en escena, Miroslav Táborský, conocido por los cinéfilos españoles como el ganador del Goya al Mejor Actor Revelación en 1999 por su interpretación en La niña de tus ojos de Gerardo Vera. Reencontrarlo sobre un escenario ha supuesto un verdadero placer.

Ayer, como al sol no veía,
hermosa me parecía
la luna; mas hoy, que adoro
al sol, ni dudo ni ignoro
lo que hay de la noche al día.

Pedro Calderón de la Barca, El médico de su honra (1637)

Por cierto, casi no llego a tiempo al teatro. El tranvía se ha vuelto a desviar de su ruta y cuando me he dado cuenta nos dirigíamos hacia las afueras de la ciudad. He bajado del tranvía y me he metido en la boca de metro más cercana. La línea B. Directo al teatro.

¿Quieres compartirlo?

2 Comentarios