Un maestro



A través de mi vida, si vivo, espero, queridos actores, que os encontréis conmigo y yo con vosotros. Siempre me hallaréis con el mismo encendido amor al teatro y con la moral artística del ansia de una obra y una escena cada vez mejor. Espero luchar para seguir conservando la independencia que me salva; y para calumnias, horrores y sambenitos que empiecen a colgar sobre mi cuerpo, tengo una lluvia de risas de campesino para mi uso particular.

Federico García Lorca, «Charla sobre teatro»
2 de febrero de 1935

¡Muchas gracias, querida Alba!

¿Quieres compartirlo?

2 Comentarios