Diario de Origami: No hay forma humana de detener los pensamientos

Praga, 12 de febrero de 2010

Descender de la nevada Ciudad Vieja a la Praga subterránea del siglo XI posee un encanto inenarrable. La escalera serpentea entre carteles de teatro. Marie Krbová me recibe en la cafetería de Divadlo Ungelt. Marie es la afabilidad en persona. Hoy, reunión con Jan Písařík y Alena Schäferová. Puesta en común y primeras propuestas sobre escenografía y vestuario. Muy buen ambiente de trabajo.

Praga, 13 de febrero de 2010

Trabajo de mesa con Vilma Cibulková. Se entabla una conversación fluida en torno de su personaje muy rica en aportaciones e imágenes: peines, alfileres, tijeras de podar, cuchillas de afeitar y quemaduras de cigarrillo. Se habla del olor del fuego. Al hilo de uno de los temas abiertos en una sesión anterior, Vilma nos presenta el aspecto de su marido, el señor Wind, en el estadio terminal de su enfermedad: encima de la mesa, una reproducción de Der Narrenhut de Rudolf Hausner. La pintura me fascina. Sigue leyendo en Artezblai

¿Quieres compartirlo?

1 Comentarios