Diario de Origami: Creación versus terror

Praga, 16 de abril de 2010

En puertas del segundo acto, los tres cuadernos de Brněsnké papírny que me acompañan en todos los ensayos –el cuaderno de dirección, el de los actores y el Diario de Origami– parecen hojaldres desvariados, con sus tiernas tapas verdes y su particular olor, amalgama de cloro y celulosa.

Llegan el tocadiscos y la silla de ruedas.

Por la tarde, en casa, a trabajar en la escenografía. La lanceta se hunde en las páginas de los libros. Es la primera vez que destrozo libros, yo que había prometido no hacerlo nunca. Espero que el motivo valga la pena. Desaparezco bajo virutas de papel.

Praga, 17 de abril de 2010

Un delicioso steak tartare en Troja y unas copas de vino a media tarde en la ladera de Santa Clara. Dentro de Praga existe un exterior. Esta ciudad es increíble. Sigue leyendo en Artezblai

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios