Didí y las fotografías estereoscópicas de Lartigue


La pequeña Didí enloquecía de felicidad con las fotografías estereoscópicas de Jacques Henri Lartigue. Se acercaba corriendo a una nueva cajita blanca y buscaba, a un lado o al otro, el cartelito pegado al muro con el título de la fotografía que contenía la cajita blanca.

Zissou dice: “Yo también alzo el vuelo como Gabriel Voisin”. Merlimont, 3 de abril de 1904

Didí leía el cartelito con atención, palabra por palabra, e intentaba imaginar lo que encontraría al mirar a través de los dos agujeritos negros, como gafas de sol, de la cajita blanca. Alguien llamado Zissou, no sabía si un hombre o una mujer, que quería volar como Gabriel Voisin, ¿y quién sería Gabriel Voisin? ¿Y dónde estaba Merlimont y cómo debía ser Merlimont hace tanto tiempo, hace más de un siglo? A estas preguntas y más se respondía Didí con su fantasía y sólo entonces, muy lentamente, se acercaba a los dos agujeritos negros y su mirada se asomaba al interior de la cajita blanca donde, por un instante, se conjuraba la magia ante sus ojos deslumbrados.

El señor Folletête (apodado Plitt) y su perro Tupy. París, 24 de marzo de 1912

Hôtel des Alpes, viaje de luna de miel. Chamonix, enero de 1920

Bibi y Michèle Verly. Lago de Aix-les-Bains, mayo de 1928

Didí asistía sorprendida a las visiones contenidas en las cajitas blancas. Nunca adivinaba a través de los cartelitos ninguna de las imágenes ocultas y la revelación de lo inesperado en el interior de las cajitas blancas, aquello que su imaginación no había sido capaz de concebir, le hacía vivir un sueño despierta, con los ojos muy abiertos, y la llenaba de felicidad.

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios