Film de Alan Schneider (1965)

La única película de Samuel Beckett, Film, dirigida por Alan Schneider, es una cinta silente de veintiún minutos durante los cuales su protagonista, un huidizo Buster Keaton de setenta años con unas manos atrozmente expresivas, persigue la extinción según el principio del padre del inmaterialismo George Berkeley por el cual existir equivale a ser percibido: "esse est percipi".


Inevitable -tal vez por pecar de espurismo- establecer correspondencia con el leitmotiv de la familia protagonista de Der siebente Kontinent (1989) de Michael Haneke. Y aún otra correspondencia más, sobre todo en sus secuencias iniciales, con la portada de Dublinesca de Enrique Vila-Matas, otro amante -tal como él mismo ha confesado- de los personajes que arrancan a andar desde callejones sin salida.

¿Quieres compartirlo?

1 Comentarios