The unholy three de Tod Browning (1925)

Ignoramos los motivos que llevaron a traducir en español The unholy three como Los tres fantásticos. Afortunadamente, la propia narración no tarda en ajustar cuentas con la traición lingüística.

Tod Browning, director posteriormente de la archiconocida Freaks (1932), urde una historia que hoy en día*, vistas las ampollas que levantan ciertas películas como A Serbian film, no superaría la censura por la virulencia de algunas de sus escenas, como la del niño brutalmente agredido al principio de la cinta.

Tras un grave incidente en el circo donde trabajan, tres de sus artistas se ven obligados a delinquir para sobrevivir. Ellos son el profesor de ventriloquia Echo (Lon Chaney), el temperamental y cacolálico enano Twedledee (Harry Earles) y el forzudo Hércules (Victor McLaglen), a quienes se les unirá la ladrona Rosie O'Grady (Mae Busch).  The unholy three es una película muda cargada de ritmo, tensión y suspense, con un dominio de la elipsis maravilloso y un guión sólido e inteligente que reluce en cada fotograma con astucia y maestría. Os la recomendamos.








* Y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, no queremos dejar de hacer mención a otro tipo de hipocresía, por desgracia el más extendido: la hipocresía política.

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios