Dormíamos, despertamos




El diario artístico de Enrique Flores, presente día y noche en el kilómetro 0 de Madrid, se convierte en un testimonio encomiable de lo que allí se vivió. La fotografía de abajo es de Javier Alonso, amigo y admirable observador de la realidad.


De David Goliáš
Actualización (18 de diciembre de 2011): Señor Havel, muchas gracias por demostrar, una vez más, que nada detiene a la esperanza. Guardo su bendición -hoy se cumple un año exacto de ella- como oro en paño. Buen viaje... a děkuju moc!

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios