Catarsis en la Pecera

Este pasado fin de semana, la Sala Monstrenka de Vitoria se convirtió en el nuevo hogar de Peceras, la obra teatral con la que The Zombie Company está de gira desde el inicio de la temporada.

El viernes inauguramos la primera Pecera y la afluencia de público superó con creces nuestras expectativas. La acogida en los medios de comunicación también resultó excepcional. Así mismo, nuestros promotores en la ciudad, el Kolectivo Monstrenko, nos recibió con los brazos abiertos. En la fotografía tenéis a dos de sus miembros, Jasón Guerra y Txubio Fernández de Jáuregui, con los actores de Peceras Fran Arráez e Iván Ugalde y su autor y director, un servidor. Carmen Mayordomo, la tercera actriz de la compañía, se encargaba en esta ocasión de inmortalizar este instante de agradable sobremesa.

Como siempre, la respuesta del público nos entusiasmó y la obra generó largos debates después de la representación los tres días que actuamos. En principio estaba previsto representar la obra tan solo dos días, pero debido a la aceptación que estábamos obteniendo decidimos abrir una tercera Pecera el domingo. Como volvimos a comprobar, la función crece en cada nueva función sin dejar de articularse jamás como un artefacto infalible. A pesar de no existir una función igual a la anterior, el sábado volvió a repetirse una respuesta completamente comprensible en algunos espectadores, que decidieron abandonar la sala durante el transcurso de la representación. Así mismo, en la escena final de la obra, otra persona tuvo que dejar el espacio por sentirse indispuesta. Por desgracia, tuvimos que detener la representación por un desagradable incidente que la gente de la sala solventó con eficacia y pudimos proseguir con la obra sin mayor contratiempo. Desde aquí, queremos agradecer a Jasón, a Txubio y al resto de los miembros de Monstrenko el habernos hecho sentir como en casa y al público sus importantísimas aportaciones y sus ánimos. Muchas gracias a todos por convertir nuestra estancia en Vitoria-Gasteiz en un viaje inolvidable.

Nuestra siguiente plaza es el Paraninfo de la Universidad de Alicante, donde actuaremos en el marco de unas jornadas contra violencia de género. Pero antes de despedirme, me gustaría contaros una anécdota final. Después de la función del sábado, una espectadora se acercó y me preguntó por el título de la obra. "¿Por qué Peceras?" El escritor Sejo Carrascosa, a mi lado, que también había asistido a la representación, fue más raudo que yo y muchísimo más sagaz en la respuesta: "Por las agallas."

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios