Teatro in-yer-face contra la violencia de género

Como viene siendo habitual, lo mejor de Peceras son sus postfunciones, momento en que el pellizco que la obra deja en el pecho se retira y aparecen las ganas de hablar sobre la experiencia, porque Peceras no sólo es una obra de teatro, también es una experiencia. Dura, infame y contundente, tal como es la violencia de género.

Peceras pertenece a la corriente teatral conocida como teatro in-yer-face. Tal como la describe Alek Sierz, el teatro in-yer-face agarra a la audiencia por la nuca y le sacude con el objetivo de que constate el mensaje que se le está dando. Suele impresionar al público por el extremismo de su lenguaje e imágenes y perturba por su franqueza emocional y el cuestionamiento lacerante de las normas morales. La expresión in-yer-face procede del periodismo deportivo estadounidense de los años 70 y se usaba para mofarse del contrincante. Describe algo "manifiestamente agresivo o provocador, imposible de ignorar o evitar". Durante las décadas de los 80 y 90, su utilización se extendería al resto de argots, teatral incluído.

Mucho público que ha asistido a una de nuestras Peceras sabe a qué nos referimos con teatro in-yer-face. A todos ellos queremos agradecerles su apoyo a un teatro comprometido, una apuesta que se ratifica de una manera tan sencilla como es acudir como espectador a una obra que no se conforma con hablar de una época, la actual, sino que la critica.

Escribo esta entrada tras nuestra primera postfunción de Peceras en Valencia. Hemos concluido la noche en compañía de Pedro Jiménez, director de Off Valencia además de mecenas de nuestra compañía, y Toñi Forascepi, profesora de la misma escuela. A ellos quiero agradecerles esta primera velada en la ciudad y mucho, mucho, mucho más que se remonta hasta 2008, cuando programaron, junto con Rafa Cruz, Achicorias en su sala de la calle Turia, actualmente inactiva.

Por supuesto, muchas gracias también a todo el equipo de Espacio Inestable por su cálida bienvenida y muy especialmente a Diego Sánchez, que recuperó mi ordenador portátil sano y salvo tras una caída al vacío desde 5 metros de altura.

Mañana seguimos con la segunda función de teatro in-yer-face contra la violencia de género en Valencia. ¿Os animáis?

¿Quieres compartirlo?

1 Comentarios