Carlos Be: La risa torcida de nuestro Haneke escénico

El periodista José Luis Romo del diario El Mundo asistió al estreno absoluto de Elepé el pasado miércoles 3 de abril en La Casa de la Portera. Hoy dedica este fabuloso artículo a nuestro trabajo:

Carlos Be: La risa torcida de nuestro Haneke escénico
por José Luis Romo

Puede que el trabajo de Carlos Be aún sea un misterio para el gran público y, sin embargo, de un tiempo a esta parte el dramaturgo catalán se ha convertido en uno de los valores más firmes (e inquietantes) de la cartelera off madrileña.

Así lo atestigua el público de postín que acude fervorosamente a ver sus montajes (Maribel Verdú o Miguel del Arco han probado sus amargas recetas) y la crítica especializada se ha rendido ante su desasosegante talento. "Carlos Be, un autor ignorado en el circuito comercial, pero llamado a empresas mayores", escribía el maestro Javier Villán tras ver Peceras, la función que le ha puesto en órbita. Be, modesto y algo tímido, prefiere no pensar mucho en esto. "Es un momento bonito, claro, pero no sé hacia dónde me dirijo. No me importaría introducirme en el teatro comercial, pero depende del precio a pagar", explica. Su libertad creativa no está en juego.

Ahora, acaba de estrenar junto con The Zombie Company Elepé, una vuelta de tuerca a su obra violenta y reflexiva, muy en consonancia con el universo de Haneke. "Es un cineasta al que admiro mucho", reconoce. Lo primero que llama la atención de su nueva propuesta es que sea una comedia. Y no, una comedia cualquiera, sino una muy petarda y ochentera. "Quería demostrar que era un escritor versátil, creo que eso es algo que está muy bien. Para mí era un reto hacer reír e introducirme en este mundo que no había explorado".

A la hora de escribir, Carlos Be se empapó de filmes como El Calentito y las primeras obras de Almodóvar ("es una pena no haber encontrado sus primeros cortos") para recrear ese habla de la época tan característica, que ha clavado. "También ha habido mucho trabajo de los actores, sobre lo ya escrito", concede. Él mismo debuta como actor (o más bien extra) en la función. "Voy soltándome, cuando sea capaz de mirar al público a los ojos, voy a alucinar".

La pieza, que se puede ver en La Casa de la Portera durante el mes de abril, es un homenaje a la Movida que arranca cuando una amiga busca desesperada un teléfono para llamar al Deseo y hacer una prueba para Almodóvar. A partir de ahí comienza un delirante periplo musical en el que se entremezclan drogas, afters y desnudos integrales. Por supuesto, también hay una nota amarga entre tanto despendole. "La obra es un homenaje a una época que fue muy efervescente creativamente pero en la que muchos de sus creadores desaparecieron antes de tiempo". En ese sentido su reinterpretación del Vogue de Madonna, citando a artistas como Carlos Berlanga o Freddy Mercury, emocionará a más de uno.

En definitiva, Elepé es una buena forma de acercarse a este dramaturgo y director que incluso cuando ríe, lo hace con la boca torcida.

Elepé se podrá ver los días 10, 17 y 24 de abril en La Casa de la Portera (calle Abades, 24. Teléfono de reservas: 649 397 571)

*   *   *

Querido José Luis, ¡muchísimas gracias!

Si queréis leer más críticas de Elepé, clicad aquí.

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios