Las lejanías, 2

El Teatro de Vinohrady publica en su página web la galería fotográfica del estreno de Les, al que asistí el pasado 31 de mayo en compañía de Zuzana Dobešová y Jan Písařík.

Jan Písařík, Zuzana Dobešová, Pavel Batěk y Carlos Be - Fotografía de Jana Pertáková



En la mesita de noche, las lecturas de Aire de Dylan de Enrique Vila-Matas y Un beso de Dick de Fernando Molano se alternan con el visionado de antiguas grabaciones de teatro español. En Der Besuch der alten Dame (La visita de la vieja dama) de Friedrich Dürrenmatt, una cuadragenaria Irene Gutiérrez Cava, en el papel de Claire Zachanassian, proclama: "Si el mundo hizo de mí una ramera, yo lo convertiré en un burdel". Y Antonio Ferrandis en el papel de Alfred Ill muere feliz, no sin antes reservarse otra gran cita: "Cuando te mueres es el único momento en el que puedes confiar en la autoridad". Estas palabras me traen a la memoria un chiste que oí en una consulta médica en Madrid, reflejo crítico de la patética situación que está viviéndose por esos lares. No me extrañaría que procediera de una de las viñetas del Roto:

El paciente.- Estoy muriéndome.
El médico.- Tendrá que esperar, hay otros muriéndose antes que usted.

Vila-Matas no se queda a la zaga del Roto ni de Dürrenmatt y me pone los pelos de punta con una sentencia en la que plantea que el fracaso más profundo de un artista, "el más auténtico", consiste en traicionarse a uno mismo.

Afuera, llueve. Las inundaciones remiten y los cerca de veinte mil evacuados regresan a sus hogares mientras yo sigo sin poder evitar la evocación del mar. Nunca he visto el mar, o ya no me acuerdo.

*   *   *

Sigue leyendo: Las lejanías, 3 - Las lejanías, 1

¿Quieres compartirlo?

1 Comentarios