Autostop, 'la zona más oscura de nuestros deseos'

Mentxu Romero y Juan Caballero como Dana y Jupe en Autostop - Fotografía de Blanca Serrano y Elena de Lucas

Metrópoli, la revista de ocio para el fin de semana de El Mundo, destaca el montaje de Autostop en la cartelera madrileña:

Dos en la carretera
por José Luis Romo

En el hall del Lara se han fraguado montajes que han marcado historia como La función por hacer de Miguel del Arco y taquillazos como La llamada. Este espacio se ha convertido en un interesante laboratorio que sirve para dar a conocer a nuevos (y refrescantes) talentos de nuestra escena. Allí, el dramaturgo Carlos Be estrenó sus escalofriantes Peceras la pasada temporada, un montaje que hacía parecer a Haneke un ser optimista y bonachón y que estremeció a un público selecto, como Maribel Verdú o el actor Tamar Novas. Aquel inquietante texto ha hecho que el Teatro Lara apueste ahora por él para su escenario principal y centenario.

Con la firme dirección de Fran Arráez (uno de sus actores en The Zombie Company) y muebles diseñados por Alberto Puraenvidia, Carlos Be propone ahora un viaje por autopista a la zona más oscura de nuestros deseos. Autostop narra la escapada romántica de una parejita. Ella (Mentxu Romero) es bobalicona, tierna y dulce; él (Juan Caballero), atractivo, lanzado y con un punto caradura. Juntos emprenden un viaje hacia el norte con pinta de luna de miel hasta que ponen en marcha un retorcido juego mental. Así lo que parecía una comedia romántica se convierte poco a poco en una pesadilla cuyo clímax quizás no sea apto para espectadores sensibles y que, sin duda, gustaría a cineastas como Pasolini. Y es que, el amor, ¿saca lo mejor de las personas o lo peros? En Autostop, la respuesta está clara.

*   *   *

¡Muchas gracias, querido José Luis!

Si queréis venir al teatro, visitad la página del Teatro Lara para conseguir vuestras entradas de Autostop.


¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios