Cara Be: La visita de Uroc Teatro

La visita:
La verdad también pudre

Una agente de seguros acude a un centro de enseñanza regido por la iglesia católica para renovar por otro año la póliza contratado. El nuevo sacerdote encargado de firmar la prórroga solicita incluir dos nuevas cláusulas en el documento: la primera cláusula será de confidencialidad y la segunda se revelará en cuanto la compañía de seguros para la que trabaja la agente apruebe la inclusión de esta cláusula primera. A partir de este planteamiento inicial se asistirá a un duelo de poder y ambición entre bandos opuestos que sólo poseen en común una total ausencia de valores.

Antonio Muñoz de Mesa desenmaraña en el interior de La Casa de la Portera una de las obras teatrales que, junto con Las huérfanas y Ahora empiezan las vacaciones, mejor se han fusionado con este particular espacio, excluyendo, claro está, a Iván-Off, montaje para el que se ideó La Casa. La austeridad y la lucidez del texto y de la dirección de La visita enfrenta a dos arquetipos contrapuestos encarnados magistralmente por un inquietante Iván Villanueva, el sacerdote, y una aguerrida Rosa Mariscal, la agente de seguros, que dominan en escena el uso de la verdad tan bien como el manejo del símbolo.

La iglesia católica no necesita que nadie la ataque para desmoronarse. Lo hace por sí misma en cuanto emerge la verdad, porque la verdad también tiene la capacidad de pudrir, no es potestad única de la mentira. Por otra parte, lo peor de todo no es la escasez de obras tan necesarias como ésta, que traten temas tan comprometidos, sino que La visita esté basada en hechos reales acontecidos en la archidiócesis de Róterdam. Una obra imprescindible que descubre bajo la piel de la mentira a los lobos más hambrientos, porque ya se acabó la época en la cual la única opción era pasar por el aro.

Visto en La Casa de la Portera (Madrid) el domingo 12 de enero de 2014
Más información en la página de La Casa de la Portera

Iván Villanueva y Rosa Mariscal en La visita

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios