Las lejanías, 26

Madrid, 7 de abril de 2014

Ayer reestrenamos Elepé en La Casa de la Portera. La presentamos ahí mismo hace un año, el 3 de abril de 2013, y cuarenta y ocho funciones después volvemos a encontrarnos con un público entregado, mucha gente que queremos y nos quiere: Mirabelle, Javier Prieto de Dorian, Miguel Pérez Valiente y Juan Mairena, Lorenzo Caprile, Marc Rosich, Miguel Gabaldón, los chicos de Mi butaquita y más. Nos encontramos todos a la salida de la obra, en el bar de los pinchos de paella del domingo en pleno Rastro, El Trébol, y esa tarde la buena compañía nos llevó por las calles antiguas de Madrid y terminamos de noche cantando canciones en italiano aún con el sol en los ojos.

Hoy lunes me he levantado como nuevo. Tengo que escribir pero aún no encuentro el momento de sentarme en el escritorio. Dorian, como Origami en su día, me dejó seco, pero lo vivo con mucha tranquilidad, sé que ahora lo que me toca es sentir y de esos sentimientos recoger, trasladarlos a imágenes y palabras. Luego me sentaré en el escritorio.

Comentaba con Alberto Puraenvidia la idea de escribir la historia de La Casa de la Portera, su proyecto conjunto con José Martret. Son sólo dos años de historia pero han resultado muy intensos, dos años de celebración y alegrías. Tantas vivencias, tantas compañías con tantas obras, tantas risas y también llantos. Tantas vidas cambiadas por el teatro.

Por la noche acudimos a la celebración del número 2.000 de la Guía del Ocio en el Mercado de San Antón.

Madrid, 8 de abril de 2014

Estoy impaciente por recibir las fotografías del montaje de Muere, Numancia, muere que presenté en Bogotá. Lo estrenamos en diciembre y cinco meses después aún no cuento con una sola imagen de la puesta en escena.

Esta noche me toca cameo en Dorian. Dorian empieza a las 20 h y Jorge Cabrera actúa en el Teatro Lara a las 22 h con otra obra, Lágrimas, mocos y sangre, así que en cuanto muere Basil, su personaje, debe cruzar corriendo Madrid y yo me encargo de sustituirle en su segundo rol, John, el marido de Wolfgang -nunca lo comentamos en los ensayos pero esta pareja tiene toda la pinta de estar oficialmente casada-. La semana que viene pasamos a tres funciones semanales y como dice David González -ocasionalmente mi marido en escena-, "en Semana Santa en Dorian también habrá encapuchados, aunque no con capirote".

John entre bastidores, atento al inicio de la escena 11 de Dorian - Fotografía de The Zombie Company
*   *    *

Sigue leyendo: Las lejanías, 27Las lejanías, 25

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios