La Toñi Unplugged 'secuestra una parte de nuestros corazones para que permanezcan presos de devoción'

Tragycom acudió el viernes pasado al estreno de La Toñi Unplugged y hoy nos deleita con estas palabras sobre el espectáculo. ¡Muchas gracias!

La Toñi Unplugged
por Tragycom

La Toñi Unplugged - Fotografía de Mirabelle

Cada vez que Alberto echa el cierre de Selectos Puraenvidia, de una manera ruda y contundente sentimos el vértigo en el estómago al saber que no tenemos escapatoria y que de repente un lienzo en blanco está a punto de cobrar vida. En esta ocasión, sabíamos que nos íbamos a reencontrar con la Toñi, uno de los personajes de la poliédrica y adictiva Elepé de Carlos Be, que habíamos conocido hacía pocas semanas en La Casa de la Portera, pero no teníamos conciencia de hasta dónde nos podía llevar este unplugged.

Y allí apareció ella, la Gran Babilonia, divina y divona que tan sólo necesitó unas cuantas palabras y los primeros acordes de una canción para meterse en el bolsillo a todo el público. Aunque es justo decir que la mayoría de este público ya estaba entregado a su causa irremediablemente desde hacía tiempo. Se mostró tal cual la parió Carlos Be, con esa envoltura agridulce y descarada que abre sus dos corazones dispuesta a devorar los nuestros. Y los engulló hambrienta y conocedora de nuestras debilidades. Porque da igual el caparazón tras el cual quieras refugiarte, siempre existe una rendija por la que ella se colará. Con aires de cabaretera distinguida y piquito de oro, hace un recorrido por aquellas canciones emblemáticas de los setenta y principios de los ochenta que vapulean nuestros recuerdos, sometiéndolos a un gazpacho de caricias, risas y alguna bofetada sentimental que nos amarra incondicionalmente a su vida y sus pasiones. Espléndido Fran Arráez, acompañado de Mirko Jumilla al teclado, que ha sabido exprimir el delicioso jugo de este espíritu inquieto surgido de la mente de Carlos Be (es imposible no volver a sucumbir a su mundo cruel y tierno, a sus caricias de lija y verbo provocador) y que ahora secuestra una parte de nuestros corazones para que permanezcan presos de devoción entre las paredes vintage de este Selectos Puraenvidia. Y ésta es la magia de la Toñi "desenchufada", que no necesita cables para inundarnos de buenas energías.

Ojo con las divertidas sorpresas...

* * *

La Toñi Unplugged

Viernes a las 21 h en Selectos Puraenvidia
Teléfono de reservas: 649 397 571 ( de 11 a 14 y de 17 a 20 h - también atienden SMS y WhatsApps)
Entrada: 10 euros

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios