Las lejanías, 27

Madrid, 10 de mayo de 2014

Hoy he soñado por primera vez en la vida algo que no había soñado nunca. He matado a una persona. He matado a una persona en sueños. Con mis manos. Si todo hubiese terminado allí. Si hubiera despertado. Pero no. El sueño ha continuado. Miedo, recuerdo mucho miedo y también cómo la mente intenta comprender por mil vías diferentes un mismo acto, pero sobre todo recuerdo mucho miedo. Hasta el punto en que la muerte es lo de menos comparada con todo ese miedo.

Madrid, 11 de mayo de 2014

Las representaciones de Elepé siguen regalándonos grandes sorpresas entre el público asistente. Parece mentira tanta maravilla junta con un aforo tan limitado como el de La Casa de la Portera, veinticinco asientos ni más ni menos, pero no cabe lugar a dudas que la proximidad de la obra y el espacio entablan con los espectadores un diálogo tan especial que traspasa la simple comunicación y se convierte en muchos casos en una relación, una relación más o menos limitada en el tiempo, pero relación al fin y al cabo, que apetece continuar, seguir explorando tras los aplausos, sea esperándonos a la salida en el recibidor de la Casa o en El Trébol, el bar de la esquina.

De izquierda a derecha, Iván Ugalde, Carmen Mayordomo, Carmen Maura, Fran Arráez y Carlos Be - Fotografía de The Zombie Company
De izquierda a derecha, Iván Ugalde, Carmen Mayordomo, Carmen Maura, Fran Arráez y Carlos Be - Fotografía de The Zombie Company

Este mediodía nos han visitado Carmen Maura y el escenógrafo Gabriel Carrascal. Por sus palabras después de la obra, han disfrutado mucho de Elepé. Con vuestro permiso, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, comentar que a la hora de escribir el texto, Lucía, el personaje que encarna Carmen Mayordomo, transita por diversos episodios de algunas chicas Almodóvar, como el cásting para Mujeres al borde un ataque histérico ("o algo así", como dice Lucía) y el rodaje de Regresar ("o algo así también"). Al inicio de la función, Lucía revive un capítulo protagonizado por Rossi de Palma, la última de las chicas en sumarse al elenco de Mujeres al borde de un ataque de nervios, a quien Pedro Almodóvar descubre en el bar donde trabaja y la invita a participar en la película. En Elepé, Lucía tiene que hacer un cásting con Antonio Banderas para ganarse el puesto en el rodaje. Lo del cásting me lo inventé a la hora de escribir la historia, pero por lo visto ocurrió de verdad: Rossi de Palma tuvo que realizar ese cásting. Lo único que no acerté fue que no lo hizo con Antonio Banderas, sino con Carmen Maura.

También acudieron a la función los chicos de Tragycom y David García, a quien le tocó ponerse en la piel de Bertoldo, el novio palentino de la Toñi que en cada función representa un espectador diferente. Además contamos con público menor de edad: un cuarteto de chicas adolescentes por un lado y dos muchachos con sus padres. “Algo insólito en una obra de Carlos Be”, me comenta Pablo Martínez Bravo, que ese día se encarga de la taquilla. Pablo advierte a unas y a otros que en la obra hay un desnudo integral, por si las moscas. El padre de los muchachos pregunta: “¿Un desnudo femenino o masculino?” “Masculino.” “¡Ah, entonces ningún problema!”, repone el padre por su parte.

Y Alessio Arena también estuvo allí. El escritor y cantautor actuaba este fin de semana en Madrid y no quiso perderse Elepé antes de volver a Barcelona, y es que Elepé es una gran fiesta que empieza en los ochentas y concluye en nuestro público. Aquí os dejo con el videoclip de uno de sus últimos trabajos: Tutto quello che so dei satelliti de Urano.

 

*   *   *

Sigue leyendo: Las lejanías, 28Las lejanías, 26

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios