Sobre

Añicos en ¡Atención, obras!: 'Todavía resuena en mi cabeza la que quizá fue la última palabra de la función'

LO QUE NO SE DICE por Arantxa Vela - ¡Atención, obras! (3 de noviembre de 2015)

Hay obras de teatro que se quedan conmigo varios días. Lo que me acompaña tiene que ver con lo que no se dice, con diálogos que no se han escrito y que, por alguna razón, están ahí, callados. No todo lo que se cuenta se escucha; no todo se ve.

No es que me surjan dudas; no es que me quede con la sensación de no haber comprendido, más bien siento haber entendido algo de lo que no soy muy consciente y que se manifiesta con un sabor de boca que persiste durante varios días.

Han pasado ya unas semanas desde que fui a La Pensión de las Pulgas a ver Añicos de Carlos Be y todavía resuena en mi cabeza la que quizá fue la última palabra de la función: gracias. Ese agradecimiento final nos hablaba de todo lo que se había estado callando el personaje y el autor. La obra, de repente, se abrió en muchas direcciones y se convirtió en todo lo que se removió en mí a partir de esa palabra. ¿Cuántos sentidos cruzaban la gratitud de aquella joven? Y la obra siguió escribiéndose, aunque Carlos Be no hubiera añadido nada más.



*   *   *

Aquí podéis consultar las próximas funciones de Añicos.

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios