Las lejanías, 50

Madrid, 28 de noviembre de 2017:

Hoy me apetecía venir a verle.

Él me ha dicho que hace frío
en Recoletos, en Madrid y en España,
y yo le he respondido que me lo dice o me lo cuenta.
Al rato nos hemos despedido como siempre hacemos, tirándonos de las bufandas,
y mientras enfilo hacia Benavente me doy cuenta que, en agradecimiento por la visita, me ha inspirado. "Mejor yo que Benavente", oigo decirle, "el pobre, le rinden tributo con la estatua de un basurero". Pues sí, el pobre. Muchas gracias, Ramoncito.

Madrid, 29 de diciembre de 2017:

Retomo el escritorio.
En invierno la silla del autor brilla de noche
y el escenario de la realidad se vuelca en la más completa oscuridad.
También huele a café y estos días a calefacción, y hay diez tulipanes rosas que aroman a alegrías.

Madrid, 30 de diciembre de 2017:

Mi móvil nuevo se carga sacudiéndolo, qué bueno.

*   *   *

Sigue leyendo: Las lejanías, 49

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios