Última denuncia antes de mi muerte de Carlos Be, una de las cincuenta voces contra el maltrato publicadas en la revista estadounidense Estreno

Última denuncia antes de mi muerte de Carlos Be es una de las cincuenta obras breves reunidas en el monográfico 50 voces contra el maltrato, una iniciativa de la presidenta del Comité de Teatro de la UNESCO Juana Escabias que ha convocado a medio centenar de dramaturgos contemporáneos a escribir nuevas piezas de corta duración en torno a la violencia de género.

El monográfico se publica en el número de otoño de este año de la revista estadounidense especializada en artes escénicas Estreno.

A continuación se encuentra la obra breve de Carlos Be. También podéis descargarla en PDF desde el catálogo teatral.

Última denuncia antes de mi muerte
Carlos Be

¿Dos apellidos y nombre?
dos apellidos y nombre me dice
y no me mira
no respondo
y alza la cabeza
ahora me mira y ve
en mis ojos
una lágrima
para qué lo quiere saber pienso
dos apelli-para qué lo quiere sa-no veo su nombre en la placa no veo muy bien de este ojo pero no me pongo gafas presumida llevo cinco denuncias con ésta ya van cinco con ésta mi marido tiene una orden de alejamiento pero no no no sirve de nada el mes que viene entrará en casa y yo tendré miedo le ha abierto mi hijo qué iba a hacer el pobre le ha abierto y ahí me lo encuentro en la cocina mirando el suelo apoyado en la encimera no me mira qué quiere besarme pegarme y voy a decirle qué quie-cuando me pega me estre-la mano en el pelo y me estrella la cabeza contra el armario me giro pero otro golpe me mareo sangre en la fórmica al caer resbala la mano roja las rodillas de goma no debo llorar es lo que pienso lo segundo que pienso no debo llorar lo primero es mi hijo dón-qué hace de espaldas revuelve el cajón de los cubiertos qué hace de espal-no es capaz esto no es real
él y la vida se vuelven contra mí
me lo clava no siento nada me ha cortado como papel el calor en el vientre baja por la entrepierna caigo al suelo ¿el cuchillo? en su mano me meo le miro no no no le miro no me lo creo no le conozco ¿quién eres? deja el cuchillo en la mesa está manchando la mesa y yo ni levantarme estúpidas piernas y ya no sé qué y vuelve a por el cuchillo se lo ha pensado mejor ¿mejor? y serán once más señor policía once cuchillazos más señor policía no veo su nombre en la placa qué le parece si yo le digo mis dos apellidos y nombre qué tal si usted no me trata como una mujer por favor sí es mi marido sí pero no lo tenga en cuenta en la denuncia como si no lo fuera como si alguien algún otro él mismo pero no mi marido hubiera entrado a robar a matar porque me matará trátelo así señor policía por favor un asesino y sabe qué más señor policía que usted se enterará el mes que viene se enterará y a la noche dirá a su esposa cuando se acueste le dirá no quiero seguir en el cuerpo y ella qué ha pasado y usted llorará porque ha acudido a mi entierro y allí estaba él llamándome puta delante de todos y nadie le dice nada ni usted de paisano se lo tienen que llevar entre dos bedeles dos bedeles mujeres qué ironía y él putas ellas dos también y usted decide seguirle entra tras él en un bar-restaurant en la barra él una cerveza o un trago cargado sí un trago cargado y usted a dos taburetes lo mismo un trago cargado y él le oye y le mira cuando los espejos no reflejan uno no es transparente ¿lo sabía? uno lo ve todo negro como si se asomara a un agujero ¿nunca le ha pasado? a mí tantas veces no eres invisible es un error todo es negro un hueco donde caes hacia atrás boca abajo en la vida y en espiral me da igual si piensa en matarle ahora mismo en la barra del bar-restaurant o después cuando esté en el baño del bar-restaurant me da igual como yo le doy igual y usted alza la cabeza mientras yo hacia atrás boca abajo en la vida y en espiral
me da igual que él no mire me da igual que usted no mire ahora me mira y ve en mis ojos una lágrima
una lágrima corolada de silencio
no le sueno
como el silencio
o no quiero sonarle
como el silencio
pero usted a mí sí me vio aquí otras cuatro veces antes esta es mi quinta denuncia y la última le decía sino cuatro una o dos veces sí ¿no le sueno o no quiero sonarle? una noche traje treinta golpes
no se acuerda
hoy sólo traigo tres lo siento
por qué me pregunta ¿dos apellidos y nombre? me levanto de la silla sin decir nada no se preocupe mejor pida otro trago mientras él está en el lavabo o permita que su esposa le abrace con más fuerza al final usted lo único que queremos todos es sentirnos bien ¿no? para qué dejar el cuerpo cómo se le ocurrió y ella le sonreirá en la cama y él se despedirá de usted en el bar y yo me levanto de la silla sin decir nada y me voy ¿sabe qué? voy a perdonarle que no pueda volver a mirarse en su vida en un espejo se lo voy a perdonar y me voy en silencio ésta es mi última denuncia antes de mi muerte no se levante no lo digo por eso tampoco no me abra la puerta no se derrame por las escaleras de la comisaría como yo quédese quédense ahí sentados al salir a la calle sólo me detiene una mirada una mirada que aún suena en mitad de este silencio atronador la mirada de una mujer recogida a un lado a la que le preguntarán ¿dos apellidos y nombre? y dirá porque la primera vez una siempre es muy novata ¿se refiere a mi nombre o al de mi asesino? el suyo y responderá sí porque aún cree la muy novata que importa qué novata (a público) ¿dos apellidos y nombre? (silencio) ¿dos apellidos y nombre? (silencio) ¿dos apellidos y nombre? qué silencio.

En España a 23 de abril de 2017, con 24 víctimas consideradas de violencia de género en lo que va de año, según www.ibasque.com. 24 víctimas y 24 asesinos. Ellos siguen vivos.

¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios