Sobre

Cara Be: Sueño de una noche de verano o la caída del imperio de las pollas de carne

Marta Pazos y Marco Layera presentan esta recreación shakespeariana a través de lenguaje escénico fresco, actualizado y joven, que traslada la magia de los días y las noches del bardo a las inquietudes y a los sueños –¿por qué no?– de los nuestros.

Los dramatis personae de William Shakespeare, tratados como arquetipos, son desintegrados por el genio de Voadora hasta convertirse en reflejos caleidoscópicos de cada uno de nosotros, desde los relumbres más cercanos que no queremos admitir hasta aquellos más alejados que nos gustaría vislumbrar. Ni siquiera el argumento sobrevive a la búsqueda de la esencia de nuestros días, que aparece aquí trampolinizado, no se me ocurre otro verbo existente, para que el espectador lo abrace como el más querido de sus juguetes –quizás erótico–.

Al hilo de propuestas de alto voltaje y riesgo como son las de Angélica Liddell, Rodrigo García o Adolfo Simón, Pazos orquesta un concierto de palabra, luz y color con estampas que se graban en las retinas e instantes –en ocasiones segundos– tan afilados y burlescos como el combate entre pollas de carne y pollas de goma. Con su Sueño de una noche de verano, Voadora rehuye y replantea los géneros –los humanos y los teatrales– y nos invita a respirar el aliento de la tolerancia que late tras los pliegues siempre ondeantes de las cortinas, las cuales traslucen una imaginación cuyos valores principales son la libertad y la armonía de esta compañía.

Para concluir, indicar que contribuyen con otros textos los también actores Diego Anido, Jose Díaz, Borja Fernández y Anaël Snoek, así como la ayudante en la adaptación Carolina de la Maza. No os lo perdáis, altamente recomendable.


Visto en el Centro Dramático Nacional (Madrid) el miércoles 7 de febrero de 2018
Más información en la página del teatro


¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios