Muere, Numancia, muere se estrena en la Sala Rajatabla de Caracas con gran éxito de crítica y público

Inspirada en la derrota de Numancia de las Guerras Celtíberas a manos del poder romano en el siglo II a.C., Carlos Be retoma el sitio de Numancia para hablar del tema de la identidad en nuestros días, así como de la necesidad de héroes en una sociedad en la que los valores tienden a desaparecer



En Muere, Numancia, muere de Carlos Be cinco numantinos se enfrentan a Scipio como último enclave de la resistencia celtíbera y lo hacen con muchas dosis de energía, acción y poesía. Los numantinos resisten en la ciudad sitiada por el ejército romano comandado por Scipio el Joven.

En el interior del cerco, Aunia lucha por sobreponerse a la pérdida de sus seres queridos mientras Babpo, su hermano, anuncia con visiones una derrota ineludible y Buntalos, su esposo, parte hacia la última misión que puede salvarles. También encontramos a Amaina, hermana de Buntalos, y su esposo Caciro, que acaban de perder a su hijo víctima del hambre. Todos ellos viven una situación límite de la que intentarán escapar a cualquier precio.

La directora Consuelo Trum ratifica su preferencia por dirigir obras donde la violencia lleva la batutta: "Siempre me he mantenido al tanto de lo que está ocurriendo en el mundo, de esa violencia de todo tipo: política o familiar. Es algo que me llama la atención. Como se dice en la obra: 'el hombre llegó a la luna en 1969, epro todavía no ha alcanzado la paz'. Y como la obra trata de la violencia, me atrapó. También se habla acerca de nosotros, de la pérdida de identidad, del poder dominante".

A continuación se muestra una selección de fotografía de escena firmadas por Leonardo Seguera.

Muere, Numancia, muere de Carlos Be dirigida por Consuelo Trum
Con Juan Bautista, Moisés Berr, Eduardo Gulino, Elena Marín, Amneris Treco y John Vicent
Del 12 de mayo al 3 de junio en la Sala Rajatabla - Caracas













¿Quieres compartirlo?

0 Comentarios