La mujer más fea del mundo de Carlos Be

En Belehrad se inauguró un cementerio. Fue este año o el año pasado, no lo recuerdo. Belehrad es un pueblo muy pequeño que por fin tenía cementerio. El alcalde lo inauguró pero como con todo, no es lo mismo inaugurar que estrenar, y nadie quería estrenar el cementerio. La gente del pueblo empezó a sentir cierto reparo ante la idea, nadie quería ser el primero en morirse y ser enterrado allí, se había establecido la creencia de que la desgracia caería sobre la primera familia que enterrara un muerto en aquel cementerio, así que se reunió la alcaldía y decidieron enterrar primero a alguien sin fa- milia, un vagabundo sería ideal. Los habitantes del pueblo aprobaron la moción pero nadie sabía cómo evitar que sus ancianos muriesen antes de encontrar el cadáver de un vagabundo, además en un pueblo tan pequeño, apenas sin indigentes. Afortunadamente, a la semana apareció el cuerpo sin vida de un vagabundo en un callejón detrás de la plaza mayor y el cementerio se estrenó al fin. A la mañana siguiente enterraron al segundo muerto, el patriarca de una de las familias más respetadas del pueblo. El cuerpo del anciano se encontraba en avanzado estado de descomposición. El médico había firmado el acta de defunción aquella misma noche. Algún vecino suspicaz insinuó que el patriarca llevaba muerto más tiempo del consabido. El médico repuso que no, que se murió en la noche entre el sábado y el domingo. ¿Y por qué está tan podrido? Las ganas de morirse.

Intérpretes: 1 actriz (variable)

Obra descargable en PDF: 

Año de creación: 2009

Estrenada por: Espaciu (Málaga, 2012)

Publicada por: -

Traducciones: -

Más información en esta misma página